facebook
Home » Blog » ¿Qué tipos de interés tienen los préstamos personales?
Qué tipos de interés tienen los préstamos personales

¿Qué tipos de interés tienen los préstamos personales?

Esta es una de las preguntas que más se repiten allá donde preguntemos acerca del funcionamiento y características de los préstamos personales. Conocer los tipos de interés que se aplican en los préstamos personales, así como también sus diferentes comisiones y demás aspectos económicos, permitirá que de ahora en adelante podamos analizar y determinar de una forma mucho más precisa cuál es el crédito que más nos conviene.

En las siguientes líneas podrás conocer este aspecto, descubrir cuáles son los tipos de interés más comunes y cómo puedes determinar el mejor en función de tus necesidades. Haremos un breve recorrido por su sentido y aplicación, así como por la utilidad y características que poseen de cara a comprender mejor su funcionamiento.

Si estás buscando la mejor financiación, quédate con nosotros y descubrirás por qué un tipo de interés elevado es uno de los motivos por los que debes buscar alternativas y no comprometerte con la entidad financiera hasta haber analizado todas las demás opciones del mercado. Prepara tus notas porque comenzamos. ¿Estás preparado?

¿Qué son los intereses en un préstamo personal?

Para poder comprender su significado no tendremos más que poner un ejemplo sencillo y práctico. Y es que, el concepto de intereses que se incluyen en cualquier préstamo personal que contratemos no quiere decir otra cosa que el “recargo extra” que aplican los bancos al dinero que inicialmente nos han prestado. Hablamos del beneficio que ellos obtienen por habernos dejado un capital determinado.

Aunque cada entidad puede variar el tipo de interés, veremos que siempre nos encontraremos con la Tasa Anual Equivalente (TAE) y Tipo de Interés Nominal (TIN), ambos conceptos van relacionados y representan el gasto adicional que tendremos que asumir en la cuota mensual a la hora de devolver el dinero.

Estos intereses permiten que para la entidad financiera se puedan obtener beneficios en la operación, mientras que su aceptación por nuestra parte permite también que podamos recibir el dinero que tanto necesitamos. Hay prestamistas que ofrecen sus primeros créditos de forma gratuita, sin ningún recargo en concepto de TIN o TAE, ambos te los detallamos líneas más arriba.

¿Qué son el TIN y el TAE en un préstamo?

El TIN, o Tipo de Interés Nominal, es el porcentaje que cobra el prestamista sobre el importe principal del préstamo. Representa el coste básico del préstamo y suele expresarse sobre una base anual. Por ejemplo, si pides prestados 1.000 euros con un TIN del 5%, deberás 1.050 euros al final del año, sin contar comisiones ni recargos adicionales. Su cálculo es muy sencillo y cualquiera puede obtenerlo, aunque la propia entidad incluye estos datos a la hora de formalizar la solicitud.

La TAE, o Tasa Anual Equivalente, es una medida más completa que refleja el coste total del préstamo, incluyendo tanto el tipo de interés como las comisiones o gastos adicionales asociados al préstamo. Tiene en cuenta factores como las comisiones de apertura, los gastos de cierre y otros gastos que pueda imponer el prestamista.

Qué tipos de interés tienen los préstamos personales 2

¿Cómo calcular los intereses en un préstamo personal?

Para poder conocer el importe total que abonaremos, tan solo hay que conocer los datos que nos proporciona el prestamista, concretamente el porcentaje de TIN y TAE que se aplica sobre el préstamo personal en cuestión. Después, en base al dinero que vayas a solicitar, tan solo habrá que deducir esos importes y sumarlos a la cantidad que inicialmente vamos a recibir por parte de la entidad.

Por norma general, ahora todos estos datos ya se reflejan en el mismo documento informativo que la entidad financiera ofrece al cliente. Hace unos años éramos nosotros los encargados de deducir todos estos datos, sin embargo, con la informatización de los procesos y el mundo digital, podemos conocer cualquier detalle prácticamente al instante y sin tener que preparar la calculadora convencional.

Obviamente, a medida que vayamos comparando las diferentes ofertas y créditos personales de cada entidad, verás que existen diferencias notables en la cuota que debes abonar mensualmente, aunque se trate del mismo capital solicitado. Por este motivo es fundamental encontrar tipos de interés lo más reducidos posible, para evitar así tener que pagar más por el mismo capital.

¿Qué porcentaje de interés se paga en cada momento?

Tanto la TIN como la TAE son indicadores porcentuales que se aplican de forma prolongada durante todo el plazo que dura el préstamo. Aunque muchos basan su valor en función de un año completo, el valor que determine la TAE se puede ir aplicando de forma mensual si lo fraccionamos en las cuotas que hayamos acordado.

Es poco frecuente encontrarnos con un prestamista que aplique el tipo de interés en su totalidad en la primera cuota, aunque hay situaciones en las que la banca lo hace, como en las hipotecas o préstamos de importe elevado. Esto permite que durante los primeros meses o años del préstamo, estaremos abonando cuotas completas en concepto de intereses, para que de esta forma el banco asegure sus beneficios lo antes posible.

Solicitar préstamos personales con el mejor tipo de interés

Es la clave de cualquier cliente que desee aprovechar las mejores condiciones del mercado, analizando y comparando todos y cada uno de los préstamos que las entidades prestamistas ofrecen. Ahora es muy sencillo, solo tienes que echar un vistazo a propuestas como las que te lanzamos desde aquí y valorar cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. Eso sí, asegúrate siempre de contar con una TAE y TIN lo más bajas posible, ya que de ellas dependerá la cantidad de dinero total que tengas que devolver. 

Y, aunque no lo creas, hablamos de diferencias en la cuota mensual que pueden alcanzar incluso los 50 o 100 euros cada mes. Si sumamos importes, veremos que se ahorra una gran cantidad de dinero si atendemos a este punto o encontramos un préstamo sin intereses. Compara condiciones, observa las comisiones propuestas y determina cuál es el préstamo personal con el mejor interés al que puedes acceder, ya que de ello dependerá también tu calificación de crédito y el grado de solvencia que demuestres a la hora de presentar la documentación.