facebook
Home » Blog » ¿Qué es la TAE o Tasa Anual Equivalente?
tasa anual equivalente

¿Qué es la TAE o Tasa Anual Equivalente?

¿Estás pensando en pedir un préstamo o una hipoteca en España? Entonces, hay un término que debes conocer: Tasa Anual Equivalente o, más comúnmente, TAE. Es fundamental que conozcas lo que es esta tasa, al igual que el Tipo de Interés Nominal (TIN), ya que ambas te ayudarán a conseguir un préstamo con buenas condiciones o a sacar más rendimiento a tus operaciones financieras. Así pues, si no sabes qué son, cuál es la diferencia entre ellas y cómo sacarles el mayor partido, a continuación, te lo contamos.

¿Qué es la TAE de un préstamo?

TAE son las siglas de Tasa Anual Equivalente, y se trata de un término que incluye los diferentes tipos de intereses y gastos que puedes encontrarte en un préstamo. Verbigracia, el TIN, y otros costes de gestión. Por lo tanto, la TAE sirve para unificar todos estos intereses y así saber cuál es el verdadero coste de un préstamo en concreto. En otras palabras, si conoces cuál es la TAE, sabrás cuánto dinero tendrás que abonar en total por solicitar el préstamo.

Así mismo, la Tasa Anual Equivalente te servirá para comparar los distintos préstamos o hipotecas para saber cuál es la mejor oferta de los prestamistas o los bancos. Piensa que, generalmente, muchas entidades bancarias o empresas de préstamos se venden como «sin intereses». Pero esta afirmación no incluye la TAE, así que es importante buscar la letra pequeña.

Cómo calcular la TAE de un préstamo

Para calcular la TAE de un préstamo, es necesario que tengas en cuenta distintos factores como la periodicidad de los pagos, los costes de las operaciones, las comisiones bancarias, etc. De esta forma, tendrás que llevar a cabo la siguiente operación matemática: TAE = (1 + r/f)f– 1.

En ella, la «r» representa el TIN (del que te hablaremos más adelante) y la «f» representa la periodicidad o frecuencia de los pagos (mensual, semestral, etc.). Con esta operación, obtendrás la Tasa Anual Equivalente de tu préstamo. No obstante, si prefieres no hacer la cuenta por ti mismo, puedes usar la calculadora que ofrece el banco de España. Solo tendrás que introducir algunos datos como el capital inicial, el plazo de amortización o los gastos periódicos que te solicitan y ellos la calculan automáticamente.

tasa anual equivalente 2

Diferencia entre TAE y TIN

Ahora bien, como para calcular la TAE debes conocer el TIN, es importante que sepas qué es esto último. TIN son las siglas de Tipo de Interés Nominal. Es decir, el porcentaje que las entidades bancarias o prestamistas cobran por hacer un préstamo. Pero, eso sí, este porcentaje no incluye las comisiones y otros gastos variables relacionados con las gestiones. Por ello, la TAE será la que la que indique el gasto real que tendrás que asumir. Y saber la diferencia entre ambos conceptos es imprescindible para identificar bien los gastos asociados a cada préstamo o hipoteca.

El TIN es un interés pactado con la entidad que hace el préstamo, mientras que la TAE te ayuda a conocer el coste total (incluyendo el TIN) que te supondrá ese préstamo. Igualmente, el Tipo de Interés Nominal depende de tu historial crediticio, de tus ingresos, etc. Así que no es de extrañar que, cuanto mejor sea tu historial, mejor sea tu porcentaje TIN. Finalmente, es importante saber que el porcentaje de la TAE suele ser mayor que el del TIN y cuanta menos diferencia haya entre ambos, mejores condiciones tendrá el préstamo.

Cómo obtener la mejor Tasa Anual Equivalente para un préstamo

La mejor Tasa Anual Equivalente para un préstamo siempre será la más baja. Y siempre hay que buscarla, ya que suele estar bastante escondida en las condiciones de los préstamos, pero es la más importante. Por norma general, si tu historial de crédito es bueno y tus ingresos son amplios, obtendrás un mejor TIN y, en consecuencia, una mejor TAE.

Otros factores que pueden ayudar a obtener un porcentaje más bajo de Tasa Anual Equivalente es el número de plazos en el que se devuelve el dinero. Cuantos más plazos sean, más intereses tendrás que abonar y acabarás pagando más.