facebook
Home » Blog » ¿Qué son los microcréditos y cómo funcionan?
qué son los microcréditos y cómo funcionan

¿Qué son los microcréditos y cómo funcionan?

Si estás buscando la mejor financiación y no consigues aclararte sobre los diferentes tipos de préstamos que existen en la actualidad, permítenos mostrarte una de las herramientas y opciones más interesantes que hay; los microcréditos. Hablamos de un tipo de préstamo por el que no tendrás que esperar para recibir el dinero ni tampoco cumplir una serie de elevados requisitos.

Todas estas ventajas, y muchas otras que irás descubriendo a medida que profundicemos en el tema, se deben gracias a este tipo de financiación tan interesante. Al igual que sucede con el préstamo a corto plazo, el importe que recibiremos es ideal para hacer frente a toda clase de imprevistos, como averías o el pago de deudas que mantenemos pendientes y cuya cuantía nos reclama el banco.

Si quieres saber más y descubrir cómo puedes solicitar estos microcréditos, quédate con nosotros y acompáñanos durante la lectura. Conocerás qué son los microcréditos y te mostraremos alguna de sus principales características. En España, son uno de los préstamos personales más solicitados, donde millones de personas ya se benefician de todas sus ventajas. ¿Quieres saber más?

¿Cómo funcionan los microcréditos?

Para poder comprender su funcionamiento tendremos que entender primero qué son, ya que hablamos de una forma de obtener financiación realmente interesante en cuanto a prestaciones y beneficios. El microcrédito es lo mismo que un préstamo personal, solo que en esta ocasión tendremos ante nosotros la posibilidad de recibir cantidades de dinero mucho menores.

Su funcionamiento es bien sencillo, ya que su reducida cuantía disponible permite que podamos ahorrarnos tiempo en plazos de estudio y requisitos. Las entidades bancarias convencionales no ofrecen esta modalidad de financiación, por lo que pondremos especial atención en aquellas otras que sí lo hacen: Financieras y prestamistas de capital privado completamente ajenas a la banca tradicional.

Y, dado que estas empresas de financiación también están sujetas al control y supervisión del Banco de España, no tendremos que preocuparnos por nada en absoluto. Para disfrutar de ellos solo habrá que buscar la oferta que más nos interesa y rellenar el formulario de solicitud para que el prestamista pueda proporcionarnos una respuesta prácticamente en el acto y así transferir el dinero a la cuenta bancaria.

¿Cuánto dinero puedo solicitar con los microcréditos?

Cada entidad financiera ofrece una serie de condiciones y prestaciones diferentes, ya que todo dependerá de diversos factores, como la reputación del prestamista, su capacidad o nuestra situación financiera particular. En función de todos estos parámetros, obtendremos un límite de dinero disponible que podremos retirar a nuestra cuenta siempre que lo deseemos, pudiendo hacerse efectivo a los pocos minutos.

Por norma general, el dinero que podemos solicitar con los microcréditos no suele superar los 1.500 euros, aunque siempre habrá excepciones. También debes saber que, la primera solicitud que cursamos con el prestamista suele comprender cantidades que van desde los 50 hasta los 300 euros, pudiendo ampliarse estas cuantías conforme vayamos demostrando nuestra solvencia y compromiso.

Si quieres saber exactamente cuánto dinero puedes solicitar en un microcrédito determinado, lo mejor que puedes hacer es estudiar y revisar las condiciones que cada entidad incluye en sus propuestas. En las propuestas de contrato que ofrece el prestamista es donde figuran todos estos datos, así como información relacionada con el tipo de interés aplicado, las cuotas o incluso las posibles comisiones que se incluyan en la operación.

    qué son los microcréditos y cómo funcionan 2

    ¿Cuáles son los costes de los microcréditos?

    Nos adentramos en uno de los puntos clave a la hora de querer comprender el funcionamiento y utilidad de estos microcréditos, ya que hablamos de los costes que éstos pueden generar en una determinada situación. Por norma general, el coste que suponen viene siempre aclarado e incluido en los detalles de la operación, viniendo reflejado en concepto de comisiones, como la de apertura o gestión del préstamo.

    Sin embargo, el tipo de interés TAE aplicado también nos dará una aproximación de todos los gastos que la operación ha generado, teniendo que abonarlo junto con la fracción del dinero prestado que acordemos devolver cada mes. Generalmente, tanto la TAE como las comisiones aplicadas son elementos que vienen bien reflejados y detallados en el borrador del contrato que el prestamista te proponga.

    Para tu tranquilidad, los microcréditos que encontrarás destacados en nuestra página incluyen todos los costes claramente detallados, suponiendo siempre una ventaja a la hora de contemplar el más interesante para tus necesidades. Sin embargo, debes saber que la gran mayoría de estos productos de financiación aumentarán su coste en situaciones como la de devolución de recibos o el impago de las cuotas.

    ¿Cómo devolver microcréditos?

    Por fortuna para la mayoría de clientes, la forma en la que se devuelve el dinero prestado de estos microcréditos es ahora mucho más sencilla y efectiva que en el pasado. Podemos contar con sistemas automatizados que deducen el importe a abonar directamente de nuestra cuenta bancaria o tarjeta, permitiendo que nos olvidemos de tener que hacerlo de forma manual y caigamos en el error de confundir fechas.

    Aun así, conviene siempre tener en cuenta las fechas límite a la hora de proceder con el pago de las cuotas, ya que hablamos de un tipo de préstamo rápido especialmente caracterizado por incrementar sus costes a medida que nos retrasamos en el pago. Es muy importante que revises estos puntos y, si fuera necesario, establezcas un aviso en tu calendario virtual para que no se te olvide mantenerte alejado del impago.

    Por otra parte, todas las entidades financieras incluyen también la posibilidad de hacer el pago del microcrédito de forma manual, pudiendo entrar en su sección de clientes y dar la orden de pago de diferentes formas. Desde pago a través de tarjeta de crédito hasta transferencia bancaria, pasando por sistemas más novedosos como Bizum. Son muchas las opciones que actualmente tienes para poder hacer el abono del importe solicitado.

    Alternativas a los microcréditos

    Y, ahora que ya conocemos un poco mejor el funcionamiento y principales características de los microcréditos, ¿Qué te parece si pasamos a descubrir algunas de sus alternativas? Aunque no todas son tan útiles, conviene conocerlas para valorar y determinar qué opción es la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

    Préstamos personales

    Se trata de un tipo de financiación genérico donde el propio microcrédito forma parte, sin embargo, el préstamo personal también puede ser aquél producto financiero en el que se conceden cantidades de dinero superiores a los 1.500 euros. Aunque conlleva unos mayores requisitos y condiciones, son el crédito ideal para aquellas situaciones en las que precisamos de un mayor capital.

    Tarjetas de crédito

    Otra de las grandes alternativas en cuanto a financiación ya que, a diferencia de los préstamos personales y los microcréditos, aquí tendremos a nuestra disposición un determinado capital del que solo utilizaremos la cantidad que nos haga falta. Generalmente, estas disposiciones se devuelven en cuotas mayores, donde los tipos de interés y comisiones pueden llegar a convertirse en un auténtico inconveniente si no las tenemos en cuenta.

    Amigos y familia

    Por último, no podíamos dejar esta posibilidad tan interesante en algunas ocasiones. Y es que, ante una situación de emergencia y necesidad, debes saber que siempre podrás contar con amigos y familiares que estén dispuestos a ayudarte. Además, prestar dinero de esta forma evita que tengamos que hacer frente a intereses, con unas condiciones de devolución personalizadas y muchas más ventajas.