facebook
Home » Blog » ¿Qué es la cuota fija de un préstamo?, ¿Cómo se calcula?
Qué es la cuota fija de un préstamo y cómo se calcula

¿Qué es la cuota fija de un préstamo?, ¿Cómo se calcula?

Si estás tomando notas, referencias y valorando la posibilidad de pedir un préstamo personal a cualquiera de las entidades financieras que existen en el mercado, conocer lo que significa el concepto de cuota fija de un préstamo es una necesidad de primer orden. Gracias a ella y saber calcularla veremos que muchas de las ofertas que nos proponen los bancos son completamente desorbitadas, de ahí su importancia.

Hay ocasiones en las que nos encontramos ante una situación complicada, donde precisamos de la inyección de capital para poder continuar haciendo frente a los diferentes pagos y obligaciones que mantenemos. Ante este panorama, encontrar un préstamo acorde a nuestras posibilidades se convierte en una necesidad prioritaria, de ahí la importancia por conocer aspectos como la cuota fija.

Por lo tanto, si te encuentras en esta situación y quieres aprender un poco más acerca de las diferentes características y puntos clave que engloba un crédito personal, quédate con nosotros y presta mucha atención porque estás a punto de conocer lo que realmente implica el efecto de la cuota fija de un préstamo, sea cual fuere y de la cantidad que desees.

¿Qué es la cuota fija de un préstamo?

Para poder conocer su significado solo tendremos que echar un vistazo a las diferentes propuestas que las entidades de crédito nos ofrecen. Si vemos un crédito de 2.000 euros, por ejemplo, y en el simulador nos encontramos con una cuota mensual de 120 euros, diremos que la cuota fija del préstamo es esta cantidad, un importe que no varía y que tendremos que abonar cada mes.

La cuota fija del préstamo se obtiene fraccionando el importe total que nos han concedido y, en la mayoría de los casos, sumando aspectos como las comisiones o tipos de interés que se aplican una vez aceptamos sus términos en el contrato. Aunque varias entidades ofrezcan las mismas cantidades a financiar incluso en el mismo plazo de tiempo, veremos que las cuotas fijas varían notablemente entre ellas.

Es muy importante revisar cada préstamo al detalle, analizando sus tipos de interés y determinando siempre cuál es la cuota final resultante en cada uno de ellos. Solo así es como podrás encontrar la mejor oferta de financiación, ya que de esta cuota podrás conocer el importe total que tendrás que devolver a la financiera una vez finalice el contrato.

¿Cómo se calcula la cuota fija en un préstamo?

Si nos adentramos un poco más en la materia, veremos que la cuota fija de cualquier préstamo es fácilmente calculable si conocemos todos y cada uno de los aspectos que intervienen en el contrato que vamos a firmar. Para ayudarte en este punto, aquí tienes una selección de los principales aspectos por los que se determina y calcula la cuota fija de cualquier préstamo:

  • Importe solicitado. Hablamos de la cuantía que solicitamos al prestamista, el capital neto que nos va a transferir a la cuenta bancaria una vez se acepten las condiciones del préstamo y el estudio de solvencia resulte favorable.
  • TIN y TAE. Son los tipos de interés que se aplican al importe solicitado, generalmente con valores entre el 5 y el 15%, aunque este dato puede variar según la financiera a la que consultemos. Este valor tendremos que sumarlo al importe total. 
  • Comisiones fijas. Existen comisiones, de apertura o gestión entre otras, que se incluyen en el importe solicitado. Este dato también habrá que incluirlo en la cantidad total de dinero a devolver, añadiéndolo en la correspondiente cuota mensual fija del préstamo.

Obviamente, estos datos son orientativos, ya que en muchos casos de financiación se puede dar la situación de llegar al impago, generando un incremento en las futuras cuotas que podrá alterar notablemente el valor inicial que habíamos obtenido calculando la cuota fija mensual. De ahí la importancia por revisar todos los términos de cada contrato y sus posibles variaciones según la situación.

Qué es la cuota fija de un préstamo y cómo se calcula 2

Cómo obtener una cuota fija de un préstamo 

Si lo que quieres es conocer exactamente la cuota fija de un préstamo determinado, verás que muchas entidades financieras ya incorporan esta información en sus simuladores de financiación. Tan solo tendrás que indicar el importe que deseas recibir y el plazo de tiempo en el que puedes devolverlo, automáticamente el prestamista te brindará la cuota fija mensual que tendrás que abonar.

Por otra parte, si tienes a tu disposición todos los datos y no cuentas con la posibilidad de conocer este valor desde la entidad, solo habrá que sumar todos los importes en cuestión y dividirlos por las mensualidades en las que deseas financiar el capital solicitado. Obtendrás un valor que será la cuota mensual.

Es recomendable apoyarse siempre en los datos que proporciona el prestamista, ya que su plataforma y simulador sí incluirán todos los conceptos que intervienen en el préstamo. Hacerlo de forma manual podría provocar que ignores algún interés o comisión oculta y generar una sorpresa en el momento del pago.

Qué tener en cuenta revisando la cuota fija de un préstamo

Además del tipo de interés y las comisiones que se pueden aplicar, también cabe la posibilidad de que la propia entidad prestamista incluya productos vinculados, como seguros de coche, decesos o salud. En el resumen del contrato podrás conocer todos estos detalles y desistir de ellos en caso de no necesitarlos.

Habrá ocasiones incluso en las que se añadirá un concepto nuevo, como la protección ante casos de impago, una nueva modalidad de seguro que influye también en la cuota fija del préstamo, alterando también el importe total que tenemos que devolver. Nuestra recomendación es, que si crees y sabes que puedes hacer frente al pago de la deuda, evites contratar este tipo de productos y así el resultado obtenido de la cuota fija del préstamo sea lo más reducido posible. 

Ten en cuenta que nuestra misión será siempre proporcionarte el mejor resultado en cuanto a financiación, ofreciéndote aquellos créditos en los que la cuota fija, tipos de interés y comisiones sean lo más ajustadas posible. Ahorrarás una buena cantidad de dinero a partir de ahora, ya que la cuota fija habrá dejado de ser un obstáculo en tu búsqueda por la mejor financiación del mercado.