facebook
Home » Blog » Préstamos solo con cuenta bancaria
préstamos solo con cuenta bancaria

Préstamos solo con cuenta bancaria

Ante una situación de verdadera necesidad económica, muchos cometen el error de aceptar condiciones completamente desorbitadas. Y es normal, la mayoría de solicitudes de préstamo son rechazadas y, las pocas alternativas que quedan pueden ser el gancho perfecto para prestamistas de dudosa reputación. Sin embargo, con los préstamos solo con cuenta bancaria y las entidades que te mostramos, todo está a punto de cambiar.

Si estás buscando liquidez inmediata, presta mucha atención a las propuestas financieras que tenemos para ti. Todas ellas proceden de las entidades más reputadas del mercado español y cuentan con la garantía que todos y cada uno de los clientes anteriores le han ido otorgando con el paso del tiempo. Por lo tanto, presta mucha atención y déjanos mostrarte las ventajas y características de los préstamos solo con cuenta bancaria. ¿Comenzamos?

¿Puedo conseguir un préstamo solo con una cuenta bancaria?

Si planteásemos esta pregunta hace unos años la respuesta sería un rotundo no, ya que la practica totalidad del mercado financiero español dependía en exclusiva de las entidades bancarias convencionales. Sin embargo, desde hace unos años el escenario ha dado un giro total, permitiendo que nuevos prestamistas de capital privado ofrezcan alternativas mucho más interesantes. 

Y con interesantes nos referimos a mejores condiciones, flexibilidad en el pago de las cuotas y, lo mejor de todo, facilidad a la hora de solicitar el préstamo. Ahora, con tener una cuenta bancaria a nuestro nombre es más que suficiente como para contar con el visto bueno de la entidad, permitiendo que el dinero sea transferido en cuestión de minutos.

Por lo tanto, ahora puedes solicitar un crédito personal con tu cuenta bancaria en España. Aunque los requisitos dependerán de cada una de las entidades en las que operes, las probabilidades de lograr la aprobación de la operación aumentarán considerablemente. Como ves, conseguir liquidez inmediata es ahora una realidad al alcance de muchos. 

préstamos solo con cuenta bancaria 2

¿Por qué las entidades financieras necesitan que tengas una cuenta bancaria?

La respuesta es sencilla, ya que para poder recibir el dinero tendrás que indicar una cuenta corriente de tu propiedad en la que figures como titular. Hoy en día es habitual que cualquiera tenga una cuenta, por lo que no debería considerarse como un impedimento a la hora de solicitar cualquier tipo de préstamo. Aun así, son más las razones por las que este punto es fundamental.

Permite comprobar que puedes asumir el préstamo 

Disponer de una cuenta bancaria permite que las entidades financieras puedan ver en primera persona tus movimientos, ingresos y gastos. De esta forma, obtienen información veraz sobre tu situación económica, permitiéndoles realizar un estudio en tiempo real sobre tu capacidad y solvencia a la hora de afrontar una nueva deuda. Emplean sistemas para acceder y extraer la información financiera que consideran esencial para poder realizar el estudio de viabilidad lo antes posible.

Permite que puedas hacer los pagos de manera más sencilla

Otra de las ventajas y razones por las que las entidades financieras precisan de tu cuenta bancaria para iniciar el proceso de concesión del préstamo radica en la facilidad que proporcionan al usuario a la hora de abonar las cuotas mensuales. Además de recibir el dinero de inmediato, proporcionar los datos de tu cuenta permite que puedas domiciliar los pagos y así olvidarte de realizar transferencias cada mes. 

Facilita el envío del dinero solicitado

Después de rellenar el formulario de solicitud y comprobar que la información proporcionada es veraz, la entidad podrá transferir el capital solicitado de forma instantánea si cuenta con los datos de tu cuenta corriente. De esta forma, ahorramos un tiempo vital que de cualquier otra forma impediría que pudieras disponer del dinero nada más recibir la confirmación por parte del prestamista.

Requisitos para los préstamos solo con cuenta bancaria

Como podrás imaginar, disponer de una cuenta corriente en la que figures como titular será el requisito fundamental para poder continuar con el proceso de solicitud de estos préstamos rápidos. Sin embargo, para poder disponer del capital solicitado hace falta cumplir con una serie de requisitos y condiciones adicionales que conviene que conozcas:

  • Mayor de edad. Para poder recibir el visto bueno de la entidad financiera necesitas tener más de 18 años, aunque en algunos casos esta cifra aumentará hasta los 21 años.
  • Residir en España. Necesitas proporcionar una dirección física y real que acredite que resides en España de forma legal.
  • DNI. Ahorrarás mucho tiempo y papeleo si te aseguras de presentar el DNI actualizado y en vigor.
  • Ingresos. En función del importe que solicites a la entidad, es posible que tengas que acreditar que cuentas con una nómina o los ingresos necesarios como para hacer frente a la deuda que vas a contraer.
  • ASNEF. Muchas entidades exigen que el cliente cuente con un buen historial crediticio y esté libre de deudas, aunque cada vez son más las que permiten que cualquiera que se encuentre en listados de morosidad como ASNEF también pueda optar al préstamo.

Obviamente, todos estos requisitos dependerán directamente de la entidad en la que tramites tu solicitud, ya que cada una de ellas puede variar en sus exigencias. Por norma general, la mayoría de ellas cuenta con un sistema informatizado que accede a tu cuenta y datos personales de forma instantánea, por lo que no tendrás más que aceptar las condiciones y darle los permisos oportunos para tal acción.

Cómo solicitar un préstamo

Para poder solicitar un préstamo solo con cuenta bancaria lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que la entidad en la que lo vas a tramitar es fiable y cuenta con buena reputación. Para lograrlo lo mejor que puedes hacer es comprobar las opiniones de otros clientes y seleccionar aquellas que mejor impresión generan, como las que te mostramos en nuestra página.

Acto seguido, tendrás que acceder a la web del prestamista y rellenar los datos que se solicitan en el formulario que incorporan. En apenas unos minutos tendrás el proceso completado y conocerás la respuesta de la entidad, pudiendo disponer del dinero solicitado en tu cuenta bancaria en mucho menos de lo que imaginas.