facebook
Home » Blog » Préstamos sin importar el historial crediticio
Préstamos sin importar el historial crediticio

Préstamos sin importar el historial crediticio

La obtención de préstamos se ha vuelto más compleja para aquellos solicitantes con mal historial crediticio, lo que ha llevado a muchos de ellos a sentirse desesperados y carentes de recursos financieros. Sin embargo, debes saber que hay esperanza para cualquiera que necesite un préstamo, independientemente de cuál sea su situación.

Cada vez son más las empresas que ofrecen financiación sin importar el historial crediticio de sus clientes, ya que han surgido como una opción viable tanto para personas sin recursos, presentes en ASNEF o incluso con un historial de deuda desfavorable. Situaciones que impiden lograr la obtención de un crédito en la mayoría de bancos y entidades financieras.

Si estás buscando una solución a tu actual situación económica, permite que te mostremos las ventajas de los préstamos sin importar el historial crediticio, una fórmula efectiva y rápida para conseguir el dinero que necesitas. Descubrirás sus características, ventajas y formas para solicitarlo, ya que una vez las conozcas, verás cómo tus posibilidades se multiplican.

¿Qué es el historial crediticio?

El historial crediticio es un término que se emplea para darle nombre al proceso y conclusión obtenida tras la recopilación de información sobre la capacidad de una persona para hacer frente a sus deudas. Incluye datos sobre préstamos, tarjetas de crédito, facturas de servicios públicos y cualquier otra deuda que se hubiera podido tener en el pasado y presente.

Las agencias de crédito como Equifax (ASNEF) recopilan toda esta información y la emplean para calcular la calificación crediticia del solicitante del préstamo. Una calificación crediticia reducida indica que esa persona ha tenido problemas e impagos en algún momento pasado de su vida, algo que generará desconfianza a la entidad.

Esta condición negativa impide que muchas entidades y bancos convencionales aprueben la solicitud al nuevo crédito, reduciendo las posibilidades al mínimo. Sin embargo, cada vez son más los prestamistas que permiten esta circunstancia y, de una forma u otra, facilitan la disposición de dinero de una forma rápida y eficaz.

¿Puedo solicitar un préstamo sin importar el historial crediticio?

Sí, puedes solicitar un préstamo sin importar tu historial crediticio. Hay empresas que ofrecen préstamos sin aplicar el proceso de verificación de crédito. Estos créditos son una buena alternativa para aquellos que necesitan financiación urgente y no pueden obtenerlo de forma convencional debido a su situación. Cada vez son más los usuarios que solicitan este tipo de créditos gracias a las facilidades que incluyen.

No obstante, debes recordar que estos préstamos pueden contar con tasas de interés más altas y comisiones más excesivas que los préstamos convencionales. Por lo tanto, es muy importante leer cuidadosamente los términos que se incluyen en el borrador del contrato antes de solicitar un préstamo de estas características.

Aunque no lo creas, son muchas las personas que creen que sus posibilidades terminan en el momento en el que los prestamistas habituales rechazan su solicitud. Sin embargo, con la aparición de este tipo de créditos sin importar el historial crediticio tendrás una nueva oportunidad para acceder al capital que necesitas sin tener que preocuparte por tu historial o situación económica.

Préstamos sin importar el historial crediticio 2

¿Por qué las financieras verifican el historial de crédito?

Se trata de una medida preventiva para conocer de antemano si el solicitante reúne las condiciones necesarias como para afrontar la devolución del futuro crédito que está a punto de recibir. De esta forma, el prestamista se asegura que concede un importe a una persona que puede asumir el pago de las cuotas mensuales, reduciendo al máximo el riesgo de la operación.

Las entidades financieras verifican el historial de crédito de cada solicitante para determinar cuál es la cantidad que están dispuestas a ofrecer. Si un cliente presenta su solicitud con un historial crédito bajo aumentará considerablemente el riesgo para la financiera, pudiendo ésta negarse a continuar con el proceso si así lo determina.

En otros casos, el mismo prestamista puede conceder el préstamo igualmente si en la documentación que se aporta existe la presencia de un aval, una garantía material que pueda ser reclamada en caso de impago. Además, puede optar también por incrementar los tipos de interés TIN y TAE a fin de tratar de obtener una rentabilidad mayor tras asumir un alto riesgo por su parte.

¿Cuáles son los préstamos más fáciles de obtener con mal historial de crédito?

Por fortuna para muchos, hay multitud de opciones de préstamos para aquellos clientes con mal historial crediticio, incluyendo préstamos personales sin verificación de crédito, préstamos garantizados y créditos para automóviles. Un amplio abanico de opciones que se presenta ante nosotros como una herramienta financiera realmente útil.

Los préstamos personales sin verificación de historial del solicitante son una buena opción para recibir liquidez sin importar las condiciones en las que lo hagamos, ya que centrarán sus requisitos en otros aspectos completamente diferentes, como la presentación de un aval, pensión, prestación o la propia nómina.

Los préstamos de este tipo requieren que el prestatario proporcione una garantía, como un coche o un inmueble a su nombre, lo que reduce el riesgo para la financiera. Obviamente, cuánto menor sea la cantidad solicitada mayores comodidades y facilidades obtendremos por parte del prestamista, de ahí que la mayoría de estos préstamos proporcionen reducidas cantidades de dinero.

¿Cómo puedo mejorar mi historial de crédito?

A pesar de contar con productos de financiación como estos préstamos sin importar el historial crediticio, conviene siempre que tomemos unos minutos al estudio de las diferentes opciones que tenemos para mejorar un historial negativo. Aunque el pasado no se puede cambiar, sí es cierto que podemos seguir una serie de pasos muy útiles para mejorar el presente.

Hablamos de evitar endeudarse en exceso, buscar alternativas de financiación que permitan que podamos reunir el dinero necesario para saldar viejas deudas que nos mantienen en una situación comprometida, como la presencia en el listado de morosidad de ASNEF o RAI. Si saldamos todos estos pagos reclamados, lo más probable es que podamos recuperar una buena calificación de crédito.

Los préstamos sin importar el historial de crédito son perfectos para situaciones puntuales y urgentes, donde se precisa de liquidez de forma inmediata. Sin embargo, para lograr mejorar tu historial quizá sería buena idea contemplar opciones como la reunificación, una forma de agrupar toda la deuda y obtener mejores condiciones para devolverla.