facebook
Home » Blog » Préstamos personales estando en ASNEF y sin aval
préstamos personales estando en ASNEF y sin aval

Préstamos personales estando en ASNEF y sin aval

Hay ocasiones en las que la entrada de liquidez se vuelve imprescindible. No son pocos los que, tras un imprevisto, una mala racha u otra situación de necesidad, encuentran infinidad de trabas y obstáculos a la hora de obtener financiación. Hoy veremos una alternativa, abordaremos la posibilidad de conseguir los ya conocidos préstamos personales, estando en ASNEF y sin aval.

Aunque pueda parecer un reto, lo cierto es que el mercado financiero español es uno de los más flexibles y variados de toda Europa, ofreciendo alternativas incluso para personas que se encuentran actualmente en ficheros como ASNEF, con bajos recursos e incluso sin posibilidad de presentar ningún aval.

Si estás en una situación similar y necesitas acceder a un crédito lo antes posible, presta mucha atención en las siguientes líneas porque estás a punto de conocer las ventajas y características de los préstamos personales estando en ASNEF y sin aval, un producto que en la actualidad goza de gran demanda y popularidad.

¿Qué es un préstamo personal sin aval?

Aunque muchos los califican también como préstamos personales sin garantías, debes saber que ninguna entidad financiera pondrá a tu disposición su capital si no cuenta con alguna forma de asegurar la operación. El aval es importante, pero no determinante a la hora de obtener un crédito de estas características.

El préstamo personal sin aval es un tipo de producto de financiación que permite que todas aquellas personas que carecen de una propiedad con la que asegurar la petición de préstamo puedan seguir adelante con la operación, recurriendo a otros mecanismos y requisitos que sí aportarán garantías de devolución.

Que no sea necesario presentar un aval permite que muchos clientes puedan conseguir el visto bueno por parte de la entidad, que verá con buenos ojos la presencia de alternativas como la nómina, una pensión o incluso la figura de un avalista, aquella persona de confianza con la que poder responder en caso de impago.

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo con aval y otro sin aval?

Aunque no es habitual encontrarlos clasificados bajo este aspecto, muchas formas de financiación incluyen como requisito imprescindible la presencia de un aval, es decir, de un bien de nuestra propiedad que asegure la devolución del importe prestado ante una situación de impago.

Con los préstamos con aval la entidad financiera a la que se le adeuda el importe del crédito podría ejecutar la orden de apropiación en el caso de que el cliente no cumpla con los plazos de devolución previamente pactados. Esta es la principal cualidad que poseen los préstamos con aval, donde una propiedad como el coche o el piso pueden servir como garantía.

En el caso de los préstamos sin aval esta condición desaparece, evitando así que la deuda impagada pueda ser saldada con nuestras propiedades. Para todas aquellas personas que carecen de este tipo de bienes a su nombre, se trata de una oportunidad de acceder a la financiación que tanto necesitaban.

préstamos personales estando en ASNEF y sin aval 2

¿Cómo funcionan los préstamos sin aval?

El funcionamiento de los préstamos personales sin aval es muy sencillo, ya que la mayoría de formas de financiación que conoces lo utilizan. Muchos de los préstamos personales que se ofrecen actualmente en el mercado no precisan de la presencia de un aval, por lo que el mecanismo de solicitud y concesión son ya familiares para muchos.

Cuando un cliente se decide por un tipo de préstamo determinado sin aval, la entidad recibirá la información facilitada, estudiando el caso y determinando el riesgo de la operación. Si el resultado es positivo, la aprobación de la solicitud será comunicada, así como iniciado el siguiente proceso: la firma del contrato.

Una vez ambas partes hayan estampado su conformidad en el acuerdo, la propia entidad financiera transferirá el importe solicitado a la cuenta bancaria del cliente. Por lo general, este proceso suele tramitarse en un plazo de tiempo no superior a las 24 horas. Siempre y cuando se cumplan con las condiciones y requisitos establecidos.

Requisitos de los préstamos sin aval

Normalmente, los préstamos sin aval suelen ser bastante flexibles en cuanto a condiciones, ya que permiten la presencia de otra documentación alternativa para conseguir el visto bueno de la financiera. Aunque cada entidad puede variar estos requisitos, aquí tienes una selección con alguno de los más habituales:

  • DNI: Necesitas un documento de identificación oficial, además de garantizar que se encuentra en vigor.
  • Contacto: La entidad necesita conocer tu domicilio, así como también el número de teléfono habitual y el correo electrónico.
  • Ingresos: En muchos casos, el prestamista verá con buenos ojos la presentación de una nómina o cualquier otro justificante de ingresos.
  • Cuenta: Para poder recibir el dinero lo antes posible tendrás que aportar el número de cuenta bancaria de la que eres titular.

Como puedes ver, la presencia o no de un aval se ve compensada con otros documentos, como los ingresos que posees. Y, solo en los casos donde la cantidad de dinero es mayor de lo habitual, tendrás que acompañar a la solicitud de un avalista, la persona de tu circulo más cercano que responderá con sus bienes o capital en caso de impago.

¿Puedo acceder a un préstamo sin aval estando en ASNEF?

Como ya sabes, ASNEF es el fichero de morosidad más popular en España. Aquí figuran los datos de todas aquellas personas que hoy en día mantienen una deuda impagada con alguna entidad o empresa de servicios. Tras varios intentos fallidos por recuperar el dinero prestado, tus datos terminarán reflejándose en el fichero.

Estar en el listado podría condicionar la aprobación del préstamo, aunque siempre habrá excepciones. Hay muchas alternativas con las que podremos compensar este pequeño inconveniente, aunque no será tan fácil ni cómodo para muchos clientes, ya que habrá que redoblar los esfuerzos para garantizar nuestra solvencia.

Actualmente, puedes acceder a un préstamo sin aval estando en ASNEF, aunque para ello tendrás que analizar detenidamente todas las condiciones del prestamista, ya que algunos de ellos no lo permitirán. A diferencia de los bancos convencionales, con estas entidades sí encontrarás opciones viables.