facebook
Home » Blog » Préstamos para jóvenes de 18 años
préstamos para jóvenes de 18 años

Préstamos para jóvenes de 18 años

Al igual que para cualquier otro segmento de la población, aquellos que son más jóvenes y acaban de cumplir la mayoría de edad también precisan encontrar la financiación ideal y necesaria para hacer frente a diversas urgencias. Hablamos de los préstamos para jóvenes de 18 años, productos financieros ideados para los más jóvenes y sus variadas necesidades.

Si acabas de cumplir esta edad y no sabes por dónde empezar para conseguir el capital que tanta falta te hace, permítenos mostrarte algunas recomendaciones y características sobre un tipo de préstamo personal cada vez más popular: los préstamos para 18 años, una forma efectiva de lograr la liquidez que tanta falta te hace sin tener que depender de las elevadas condiciones que la banca convencional impone.

Los préstamos para jóvenes de 18 años son una forma innovadora de obtener liquidez para todas aquellas personas que, por falta de experiencia o solvencia, ven como todas sus posibilidades terminan limitadas ante las altas condiciones que impone la banca. Por fortuna para ti, hoy descubrirás que muchas entidades prestamistas ofrecen la posibilidad de que puedas solicitar tu dinero y recibirlo en cuestión de minutos, ¿Comenzamos?

¿Qué préstamos están disponibles para jóvenes de 18 años?

Dentro del gran abanico de opciones que nos brindan tanto entidades bancarias como prestamistas, existe una modalidad especialmente enfocada en cubrir las necesidades de los jóvenes de 18 años. Y es que, ante la creciente demanda que está sufriendo el mercado, se hace necesaria la presencia de este tipo de productos financieros. Aquí tienes alguno de los más populares:

Préstamo personal

Es el más común y genérico, ya que dentro de éste encontraremos multitud de variantes y combinaciones en créditos. El préstamo personal es un tipo de crédito que se concede a las personas físicas con solo cumplir una serie de requisitos establecidos por el prestamista, como por ejemplo disponer de ingresos, contar con un aval que garantice la operación o residir en España de forma legal, entre otros.

Microcrédito

Para aquellas situaciones en las que no es necesaria la disposición de elevadas sumas de dinero, el microcrédito es una de las mejores soluciones. Gracias a la oferta actual que nos proponen las entidades prestamistas, encontraremos diferentes tipos de microcréditos ideados precisamente para satisfacer las necesidades incluso de jóvenes de 18 años sin apenas ingresos y bajos requisitos.

Financiación con el coche

Esta es otra variante de los préstamos personales, donde encontraremos una posible vía de financiación presentando nuestro vehículo como garantía. Es decir, a partir del valor de nuestro coche es como podremos obtener un capital de forma inmediata y efectiva para solventar nuestras urgencias. Esta modalidad está disponible para todas las personas, incluidas aquellas más jóvenes que acaban de alcanzar la mayoría de edad.

Préstamo para estudiantes

Si además de ser jóvenes estamos cursando unos estudios, las entidades prestamistas ofrecerán multitud de ventajas y facilidades a la hora de acceder a un préstamo personal. Veremos como el tipo de interés es más reducido y apenas existen comisiones añadidas, obteniendo un tipo de financiación a medida y perfectamente ideado para que podamos disponer de liquidez para afrontar pagos como la matrícula o material escolar.

¿Cómo funcionan estos préstamos?

Su funcionamiento es muy similar al de otros préstamos para personas de mayor edad, por lo que solo tendremos que asegurarnos de cumplir con los requisitos que cada entidad financiera establece para su crédito. Veremos que en la mayoría de ellos bastará con seleccionar el capital que queremos, presentar algún tipo de aval o declarar que contamos con una serie de ingresos suficientes como para asumir la deuda.

Cuando tenemos seleccionado el préstamo para jóvenes de 18 años que más nos interesa, solo tendremos que acudir a la página del prestamista y rellenar el formulario de solicitud con la información que se nos solicite. Veremos que en cuestión de minutos habremos recibido una respuesta, permitiéndonos aceptar las condiciones del contrato propuesto y recibir el dinero en nuestra cuenta corriente.

Es muy recomendable que, antes de efectuar cualquier tipo de solicitud formalmente, te informes de todos y cada uno de los términos y condiciones que establece el borrador del contrato, ya que es la mejor forma de evitar sorpresas inesperadas en forma de comisiones o recargos varios. Si cumples con este punto, no tendrás problema ninguno en encontrar el préstamo para jóvenes de 18 años ideal.

    préstamos para jóvenes de 18 años 2

    ¿Puedo solicitar un préstamo para jóvenes de 18 años?

    Lo cierto es que sí, y cada vez es más sencillo lograr una respuesta positiva por parte del prestamista. Para conseguirlo solo tendrás que seguir las indicaciones que aquí te proporcionamos y presentar toda la documentación que la entidad requiera durante el proceso de solicitud. Podrás comprobar que todos los procesos son sencillos y están ideados para que no supongan un problema, aunque te aconsejamos seguir estos tipos de préstamos para gente joven.

    Los préstamos para jóvenes de 18 años son cada vez más comunes de ver, por lo que no estaría de más analizar cada una de las ofertas propuestas antes de tomar una decisión. Seguro que, si dedicas unos minutos a comparar sus condiciones, encontrarás un crédito con un tipo de interés inmejorable, así como también sus condiciones a la hora de proceder con su devolución.

    Ten en cuenta que hablamos de préstamos para gente joven, por lo que el capital concedido no suele ser muy elevado. Esto permitirá que puedas disponer del dinero de forma ágil y efectiva, sin tener que esperar largos procesos de estudio ni cumplir con elevados requisitos como sí sucede con el resto de tipos de préstamos personales que existen actualmente en el mercado financiero. En el mismo día podrás iniciar la solicitud y recibir el dinero en tu cuenta corriente.

    ¿Cuánto dinero puedo solicitar?

    Por norma general, los préstamos para jóvenes de 18 años son créditos de reducido importe, es decir, se asemejan a las cuantías que ofrecen alternativas como los microcréditos, por ejemplo. Y, aunque muchos lo consideran una limitación, desde nuestra plataforma te diremos que debes contemplarlo como una ventaja, pues su aprobación será mucho más rápida y garantizada.

    Con cantidades comprendidas entre los 50 y los 1.500 euros, estos préstamos para gente joven son uno de los más solicitados en la actualidad, ya que ponen a tu disposición una cantidad de dinero suficiente como para afrontar la mayoría de urgencias y necesidades que podemos tener a estas edades. Si quisiéramos recibir un capital mayor, tendríamos que contar con un aval o disponer de ingresos mayores para garantizar la operación.

    Obviamente, para conocer con exactitud cuánto dinero puedes recibir de cada prestamista, lo mejor que puedes hacer es consultar sus diferentes ofertas y condiciones para así recibir un tipo de financiación más personalizado. Ten en cuenta que, para saber este dato, la entidad tendrá que realizar un estudio de solvencia y viabilidad en función de la documentación que incluyas durante el proceso de solicitud.

    Alternativas a los préstamos para jóvenes de 18 años

    Dada la corta edad y experiencia en el sector financiero, todos aquellos que cuenten con 18 años verán que sus posibilidades de obtener financiación están limitadas en cuanto a tipos de préstamos disponibles. Aun así, existen diferentes opciones que conviene conocer, ya que muchas de ellas podrían estar disponibles o directamente condicionadas en función de nuestra situación financiera.

    Tarjetas de crédito

    La mayoría de entidades financieras, ya sean bancarias o prestamistas, ofrecen a todos sus clientes con cuenta corriente la posibilidad de contar con una tarjeta de crédito con un determinado capital disponible. Si posees efectivo en tu cuenta, infórmate sobre esta posibilidad porque es probable que puedas aprovecharte de ella. Eso sí, asume que el tipo de interés aplicado en estos productos será considerablemente mayor que en los préstamos para gente joven.

    Amigos y familiares

    Tanto si eres joven como si no, contar siempre con la ayuda de amigos y familiares es una opción que merece la pena considerar en todos los casos. En nuestra situación, preguntar a padres, hermanos o amigos la posibilidad de recibir un capital determinado es una opción viable y recomendable, ya que de esta forma estaremos ahorrando una buena cantidad de dinero en concepto de intereses o comisiones. Si tienes la posibilidad, te recomendamos que la aproveches.

    Sobregiro bancario

    En aquellos casos en los que tenemos una buena cantidad de dinero ahorrado en la cuenta bancaria y/o disponemos de una interesante entrada de ingresos de forma regular, el propio banco puede poner a nuestra disposición una línea de crédito con la que disponer del dinero que precisamos sin importar el estado de la cuenta. Esta opción es la menos frecuente y no suele estar disponible a tan temprana edad, pero conviene que la conozcas.