facebook
Home » Blog » Préstamos a largo plazo superiores a 90 días
préstamos a largo plazo superiores a 90 días

Préstamos a largo plazo superiores a 90 días

Dentro del gran abanico de opciones de financiación que nos brindan las entidades prestamistas que te mostramos en esta página y el resto de bancos del país, habrás visto que existen diferentes clases, tamaños y duraciones en cuanto a los préstamos, créditos y minicréditos que se ofrecen en el mercado. Los préstamos a largo plazo superiores a 90 días son un claro ejemplo, siendo nuestro principal foco para mostrarte alguna de sus principales cualidades.

Si estás buscando la forma de solicitar un préstamo a largo plazo cuya cantidad sea reducida en comparación con los préstamos bancarios convencionales, este tipo de financiación te conviene que lo conozcas. Y es que, a diferencia de los plazos que nos ofrece la mayoría de microcréditos del mercado, rondando casi siempre los 15 o 30 días, disponer de una holgura mayor permite que muchos podamos hacer frente a su devolución sin tanta complicación.

En esta ocasión haremos un recorrido para mostrarte sus ventajas y características, así como también las de cualquier otro préstamo a largo plazo, con cantidades superiores como las que ofrecen algunas entidades de las que te mostramos. Dado que cada cliente posee una serie de necesidades particulares, qué mejor que reunir todas las cualidades de los diferentes tipos de préstamos a largo plazo superiores a 90 días. ¿Comenzamos?

¿Qué es un préstamo a largo plazo?

Tal y como su nombre indica, hablamos de un préstamo personal donde el plazo de devolución suele ser superior a los 90 días, es decir, más de 3 meses para poder hacer frente a su devolución. Aunque en algunas ocasiones esta extensión puede generar un aumento de los intereses aplicados, es una de las opciones más solicitadas y buscadas por todas aquellas personas que necesitan financiación urgente y desean devolverla de forma cómoda.

El préstamo a largo plazo facilita que muchos puedan lograr la financiación que precisan, ya que una reducción de la cuota también proporciona una mayor garantía de pago. Para una entidad financiera que necesita conocer el estado, ingresos y solvencia de su cliente, cuanto menor sea el importe de la cuota mensual mayores probabilidades tendrá de encontrarse con la operación aprobada.

      préstamos a largo plazo superiores a 90 días 2

      ¿Cuáles son las ventajas de un préstamo a largo plazo?

      Una de las principales razones por las que muchos optan por este tipo de préstamos radica precisamente en la comodidad y tranquilidad que brinda saber que podemos hacer frente a la deuda sin necesidad de abonarlo todo en una única cuota. Para muchos, fraccionar los importes en partes más reducidas garantiza que podrán hacer frente a la devolución sin hacer que su economía se resienta.

      Por otra parte, recuerda que fraccionar el importe permite que la entidad financiera pueda reducir el nivel de riesgo a la hora de evaluar tu solvencia. Esto quiere decir que, cuanto más reducida sea la cuota que abones, mayores probabilidades tendrás de que tu solicitud sea aprobada. Ten en cuenta que un importe mayor puede hacer que el prestamista requiera de un mayor compromiso, exigiendo la presencia de un aval.

      Esta serie de ventajas son realmente interesantes si lo que buscas es disponer de un capital con urgencia y tratar de devolverlo en las mejores condiciones posibles. Ahora bien, te recomendamos analizar toda la información de cada oferta para así conocer en todo momento qué intereses generará este fraccionamiento superior a los 3 meses, ya que en algunos casos es recomendable reconsiderar la propuesta y tratar de abonarlo lo antes posible.

      ¿Puedo conseguir un préstamo a largo plazo con ASNEF?

      Hace unos años esta pregunta habría generado una negativa rotunda, ya que la financiación estaba supeditada únicamente a la voluntad de los bancos convencionales. La sola presencia de nuestros datos en un fichero de morosidad como ASNEF suponía la cancelación de la solicitud prácticamente al instante. Ahora todo es mucho más accesible y, por fortuna para muchos, estar en ASNEF es cada vez menos importante.

      Obviamente, que nuestros datos estén incluidos en un listado de morosidad no es una situación recomendable ni positiva de cara a conseguir financiación. Habrá muchas entidades prestamistas que paralicen el proceso hasta conseguir mayores pruebas de solvencia, aunque también hay otras que permiten esta posibilidad aunque estemos en ASNEF, pudiendo acceder al dinero que necesitamos a través de estos préstamos a largo plazo superiores a 90 días.

      Nuestra recomendación pasará siempre por estudiar las condiciones y requisitos que cada entidad establece, ya que esta es la única forma que tendrás para saber quién acepta ASNEF y quién no. Algunas financieras podrán dar su visto bueno si aportas en la documentación avales o justificantes de ingresos que garanticen una mayor solvencia por tu parte. Toda documentación que tengas a tu alcance y creas que sirve, adjúntala en el proceso de solicitud.

      Cómo escoger el mejor préstamo a largo plazo

      Para poder escoger el mejor préstamo a largo plazo te recomendamos analizar primero tu situación y conocer al detalle qué capital necesitas. Esto permitirá que puedas establecer unas condiciones por las que tu búsqueda de financiación terminará rigiéndose. A modo informativo, te recomendamos también que tengas en cuenta la siguiente información si lo que buscas es el mejor préstamo a largo plazo.

      Fidea

      Fidea es una de esas firmas que en España ha ayudado a miles de personas a encontrar la financiación que estaban buscando, incluidos los préstamos a largo plazo superiores a 90 días. Fidea ha sabido hacerse un hueco en el mercado y actualmente es uno de los referentes en cuanto a financiación, ofreciendo a cualquiera que lo desee auténticas oportunidades con unas condiciones muy interesantes según su perfil.

      En Fidea puedes encontrar toda clase de préstamos. Con una TAE que va desde el 0% hasta el 212%, para ponerte un ejemplo, solicitando un préstamo de 1.000€ podremos pagarlo en 12 meses con unos gastos de 342,22€ (TAE del 81%), generando un capital a devolver total de 1.342,22€ una vez vencido el plazo.