facebook
Home » Blog » Préstamo de 10.000 euros
préstamo de 10.000 euros

Préstamo de 10.000 euros

Cuando los minicréditos personales de cantidad no superior a 1.000 euros no son suficientes, se hace necesaria la búsqueda de alternativas como el préstamo de 10.000 euros, una forma de financiación que estás a punto de descubrir. Y es que, ante un apuro económico grande o la acumulación de varias deudas anteriores, recurrir a este tipo de créditos de mayor importe se convierte en una de las mejores opciones que existen.

El préstamo de 10.000 euros es un tipo de financiación en la que muchas de las condiciones y tipos de interés habitualmente aplicados en los minicréditos desaparecen. La razón es sencilla, al tratarse de una cuantía elevada, cualquier aspecto y condición será mucho más flexible y ventajosa para el cliente.

Para que puedas conocer y aprovecharte de todas estas ventajas, haremos un breve recorrido por sus características, ya que así es como podrás empaparte de la información necesaria como para aprender a encontrar el préstamo de 10.000 euros apropiado para ti. Por lo tanto, prepara tu bloc de notas porque comenzamos, ¿Estás preparado?

Requisitos de un préstamo de 10.000 euros

Dado que nos encontramos ante un tipo de financiación mayor, los requisitos que pueden aplicarse para lograr la aprobación de la financiera pueden ser un tanto más exigentes. Sin embargo, cada entidad prestamista establece sus requisitos según le convenga, pudiendo encontrar entre los más comunes aspectos como:

  • Ser mayor de edad. Necesitas contar con 18 años como mínimo para poder iniciar los trámites para solicitar el crédito. 
  • Residir en España. Debes demostrar que resides en España de forma legal, aportando una dirección postal real en la que vives.
  • Ingresos o aval. En la mayoría de los casos, para obtener una financiación de 10.000 euros será necesaria la demostración de ingresos, como presentar una nómina o aportar un aval que garantice tu solvencia.
  • Cuenta bancaria. Necesitas disponer de una cuenta corriente en la que figures como titular, ya que aquí será la cuenta en la que recibas el dinero una vez aprobado el préstamo.
  • Buen historial crediticio. Aunque no es esencial, contar con una buena trayectoria financiera ayudará notablemente a que el prestamista dé su visto bueno. 

Compara préstamos de 10.000 euros 

Uno de los mayores errores que se pueden cometer lo encontramos en la falta de atención que muchos clientes demuestran a la hora de seleccionar su préstamo de 10.000 euros. Y es que, ante la gran cantidad de ofertas y promociones que nos lanzan las entidades financieras, a veces resulta confuso escoger de forma acertada.

Para solventar este problema lo mejor que puedes hacer es comparar préstamos de 10.000 euros, analizar sus puntos fuertes y detectar los débiles. De esta forma podrás evitar en todo momento caer en el error de contratar un producto en el que las comisiones o tipos de interés aplicados son tan elevados que después resultará casi imposible poder devolver sin ver como se resiente nuestra delicada economía.

Evita dejarte llevar por las emociones y las primeras impresiones, aprende a seleccionar con lógica y de forma acertada. Para ello, solo tendrás que comparar diferentes ofertas y determinar cuáles de ellas ofrecen los mejores valores en lo que a TIN, TAE y comisiones se refiere. Verás que de esta forma podrás ahorrarte una buena cantidad de dinero en tus futuras cuotas mensuales.

préstamo de 10.000 euros 2

¿Cuánto cuesta un préstamo de 10.000 euros?

Por norma general, conseguir la financiación de 10.000 euros implicará siempre el pago adicional de una cantidad en función de los intereses que se apliquen. Para que te hagas una idea, en un préstamo personal de 10.000 euros ofrecido en las mejores condiciones del mercado, veremos que la tae no supera el 6%, aunque la mayoría de ofertas del mercado se situarán entre el 7 y el 15%.

Obviamente, el recargo en concepto de intereses es el margen que las entidades bancarias y financieras aplican a cualquier tipo de crédito a fin de conseguir sus beneficios. Aunque es lógico y habitual encontrarnos con estos intereses, nuestra misión será siempre la de analizar cada una de las ofertas y determinar con acierto cuál es la que menores valores ofrece en estos puntos.

Busca una TIN y TAE reducidas, así lograrás abonar una cantidad total que no superará los 12.000 euros. Si encuentras una oferta con valores similares, que no te quepa duda de que te encuentras ante una auténtica oportunidad de financiación que quizá no deberías dejar pasar. Si el valor asciende a los 13.000 euros, estaremos ante un buen préstamo, mientras que cualquier otra cantidad que supere los 14.000 euros será motivo para ignorarla.

Necesito 10.000 en 24 horas

Por fortuna para muchos de nosotros, conseguir 10.000 euros en 24 horas se ha convertido en una posibilidad al alcance de cualquiera. Para lograrlo primero habrá que localizar el mejor préstamo rápido del mercado, comprendiendo cuáles son los requisitos y determinando que cumplimos con todos y cada uno de ellos para aligerar al máximo el proceso de estudio que el prestamista realizará.

Si toda la información enviada es correcta, la entidad procederá a realizar la transferencia con el dinero a nuestra cuenta bancaria. En apenas unas horas veremos cómo tendremos el capital disponible para su uso. Obviamente, bajo una serie de condiciones y términos que previamente habremos aceptado mediante la firma del correspondiente contrato que nos habrá remitido la entidad.

Préstamo de 10.000 euros con ASNEF

Cada vez son más los clientes que se plantean esta posibilidad, tratando de encontrar una solución que les permita salir de la situación de apuro en la que se encuentran. Si es tu caso, permítenos informarte que cada mes que pasa vemos como muchas entidades apuestan por este aspecto y permiten que podamos acceder al préstamo sin mayores complicaciones, aunque nos encontremos en ASNEF.

Como ya sabes, ASNEF es el fichero de morosidad por excelencia en España, aquí encontramos los datos de todas aquellas personas que mantienen una deuda insatisfecha y reclamada por entidades y empresas. Como es de esperar, la banca convencional rehúsa conceder cualquier tipo de crédito a personas que se encuentren en esta base de datos. 

Sin embargo, entidades prestamistas privadas sí permiten que muchos de sus clientes puedan solicitar el préstamo con ASNEF, evitando así recibir una negativa en el momento de cursar la solicitud de préstamo. Por lo tanto, prepara tu aval o asegúrate de contar con ingresos porque es probable que, para no contar con ASNEF como penalizable, tendrás que demostrar que cuentas con unos ingresos más que suficientes.