facebook
Home » Blog » ¿Cuál es la diferencia entre prestamista y prestatario?
diferencia entre prestamista y prestatario

¿Cuál es la diferencia entre prestamista y prestatario?

Si tuviéramos que hacer una selección de los términos más frecuentes y comunes dentro del mundo de las finanzas y los negocios, prestamista y prestatario serian algunos de los más señalados. Y es que, cada vez que alguien solicita dinero a través de un crédito, su presencia y utilidad son más que necesarias.

Para poder comprender cuál es la diferencia entre prestamista y prestatario habrá que realizar previamente un repaso por otros aspectos también esenciales, como saber qué es un préstamo o crédito, operación por la que se obtiene una cantidad de dinero concreta. Los préstamos son la forma ideal para obtener liquidez a cambio de devolver el dinero concedido con unos intereses añadidos.

Ahora bien, para que el préstamo pueda ser concedido es necesaria la figura del prestamista. Hablamos de una entidad bancaria, privada o incluso un particular dispuesto a prestar la cantidad de dinero que necesitamos siempre y cuando se cumplan sus condiciones. Y es precisamente aquí donde encontramos al prestatario, la persona o empresa que recibe el dinero.

Tipos de prestamistas

Debes saber que las operaciones de crédito son muy variadas, ya que no existe un solo producto. Para poder establecer sus condiciones y determinar cuál es el mejor tipo de prestamista posible, habrá que estudiar primero aspectos como la cuantía del capital que se pretende obtener, los intereses, el plazo de devolución y sus comisiones, por ejemplo.

Lo mismo sucede con la figura del prestamista, ya que no solo encontraremos el referente en la banca tradicional. Desde un particular hasta una entidad financiera, todos ellos pueden ofrecer diferentes formas y condiciones para prestar el dinero. Dependerá de la necesidad y situación del prestatario para poder acceder al prestamista idóneo. 

Cada prestamista ofrece sus condiciones, que variarán en función del público al que desean dirigirse para satisfacerlo. Un prestamista particular o una pequeña entidad de crédito no tendrán las mismas facilidades y capacidad por conceder un crédito hipotecario que una entidad bancaria potente. 

Prestamistas privados

Aunque muchos tienden a relacionar la figura del prestamista privado con un perfil más bajo limitado en comparación con la banca, éstos pueden ser incluso mucho más accesibles y potentes. De hecho, durante los últimos años se han posicionado como una gran opción de financiación, superando incluso las condiciones y garantías que ofrecen los bancos.

No formar parte del sector bancario les proporciona más ventajas que inconvenientes, ya que se enfocan en un tipo de cliente mucho más amplio y diverso. Muestra de ello la tenemos en la flexibilidad de sus préstamos, siendo mucho más accesibles y adaptados según las necesidades del prestatario.

Establecimientos financieros de crédito

Conocidos también por sus siglas EFC, se trata de entidades de crédito que centran sus operaciones en la concesión de créditos en un ámbito concreto; crédito al consumo, tarjetas de crédito, préstamos para coche, préstamos con aval, salud o avales, entre muchos otros. 

A diferencia de los bancos convencionales, este tipo de prestamistas se caracterizan por ofrecer una mayor flexibilidad en los requisitos para acceder al crédito. Al no captar depósitos de los clientes, no están adheridos al Fondo de Garantía de Depósitos, por lo que pueden ofrecer su producto de financiación con mejores condiciones.

Bancos privados

Uno de los principales tipos de prestamistas, ya que aquí encontraremos a las principales entidades bancarias del mercado financiero. Su gran cartera de clientes, fondos y capacidades financieras hacen de los bancos privados el destino preferido de aquellos que precisan de un crédito mayor, como el hipotecario.

A diferencia de los otros tipos de prestamistas, los bancos privados pueden proporcionar créditos de mayor importe, con cantidades de dinero que permiten comprar bienes inmobiliarios o emprender grandes proyectos. Aunque no son accesibles para muchos, sí cuentan con buenas condiciones.

Prestamistas online

Hablamos de un tipo de prestamista moderno, actualizado con la última tecnología y dispuesto a facilitar la disposición de capital a sus clientes. Los prestamistas online son la evolución de todos los anteriores, ya que emplean el entorno digital para agilizar procesos, reduciendo los tiempos de gestión y estudio del crédito.

Estas ventajas permiten que sus requisitos sean menores, permitiendo que muchos puedan beneficiarse de sus ventajas, aun estando en ficheros de morosidad como ASNEF. La reducción de costes en infraestructura y medios físicos ha permitido que estos prestamistas online se presenten como una de las mejores opciones para obtener financiación inmediata.

prestamista y prestatario

Relación y contrato entre prestamista y prestatario

La relación que mantiene prestamista y prestatario es tan variada como las condiciones por las que se regirá el tipo de crédito que se solicita. Para que mantengan una relación fiel y responsable, se han de cumplir previamente una serie de condiciones y requisitos, ya que serán estos los que determinen el tipo de contrato que firmen.

El prestatario debe ser consciente del dinero que solicita y por qué lo hace, sabiendo en todo momento cuál es su finalidad y qué cantidad es la adecuada para poder asumir el plazo de devolución. Controlando estos aspectos, la negociación de los términos será mucho más ágil y fluida, ya que ambas partes sabrán perfectamente lo que desean obtener y no perderán el tiempo analizando posibles escenarios.

Por su parte, el prestamista establecerá sus condiciones y requisitos, como requerir información personal y financiera del prestatario a fin de conocer su solvencia. Hablamos de nóminas, avales, justificante de ingresos y DNI, por ejemplo. Datos que facilitarán que ambas partes puedan avanzar concretando detalles como el tipo de interés, cuotas mensuales o las comisiones aplicadas.

¿Estás buscando un préstamo?

Tener claros todos estos conceptos te permitirá analizar de una forma mucho más detallada cualquier oferta de crédito, pudiendo seleccionar el tipo de prestamista adecuado en función de tus intereses. Sabrás lo que implica solicitar un crédito y cuáles son las mejores condiciones que puedes conseguir.

En el momento de buscar ofertas de crédito, resulta fundamental valorar todas las opciones disponibles, ya que entre ellas podrás encontrar las mejores condiciones. Y no solo hablamos de facilidad en el pago de las cuotas mensuales, sino en la posibilidad de reducir el tipo de interés y los requisitos necesarios para acceder al capital.

Ahora que ya tienes toda la información básica, que conoces perfectamente el papel que desempeña prestamista y prestatario, ¿Qué te parece si pasamos a valorar diferentes opciones para que puedas encontrar el mejor préstamo? Hagamos una selección de las mejores opciones que ahora mismo tienes a tu disposición.