facebook
Home » Blog » Cómo contabilizar un préstamo
contabilizar un préstamo

Cómo contabilizar un préstamo

Al igual que sucede con nuestra economía doméstica, donde tratamos de mantener al día nuestras cuentas para tener así una impresión y control sobre su estado, los bancos hacen exactamente lo mismo con sus productos y operaciones. Y, al igual que estas entidades bancarias, la mayoría de prestamistas tienden a contabilizar el préstamo y sus movimientos financieros de forma detallada para conocer en todo momento la evolución de su economía. ¿Por qué nosotros íbamos a ser menos?

En este caso, si te interesa conocer cómo contabilizar un préstamo del banco o cualquier otra entidad prestamista o te encuentras ahora mismo emprendiendo con un nuevo proyecto que requiere financiación externa, quédate porque aquí te mostraremos una serie de aspectos esenciales para poder hacer la contabilidad de tus finanzas. Sigue leyendo y te mostraremos cómo lograrlo de forma sencilla.

¿Cuáles son las formas de contabilizar préstamos?

El concepto de contabilizar un préstamo no es más que apuntar y registrar todas las operaciones financieras que se van realizando en un libro de cuentas. Al menos esta es la forma habitual para llevar a cabo esta operativa, bien sea en un libro físico convencional o en una hoja de Excel, por ejemplo. Cada movimiento que realicemos, tanto de forma anticipada como programada, irá reflejado en este registro.

Conociendo ahora un poco mejor su sentido y definición práctica, te diremos que para poder contabilizar el préstamo primero habrá que descubrir cuáles son las diferentes formas que hay para hacerlo, ya que no solo existe un proceso único. Muchas empresas y particulares con conocimientos avanzados aplican el Plan General de Contabilidad, aunque nosotros nos enfocaremos en el modelo del Plan General de Contabilidad de las PYMES, una opción mucho más sencilla y accesible a todos.

Dada la seguridad que ofrecen los bancos convencionales a la hora de realizar inversiones y solicitar financiación, el proceso para contabilizar un préstamo es uno de los más solicitados y aplicados en la actualidad. Seguidamente encontraremos la fiabilidad de las entidades prestamistas como las que ves reflejadas en esta plataforma, ya que también proporcionan fiabilidad y seguridad al estar supeditadas al Banco de España.

    Cómo contabilizar préstamos a largo y corto plazo

    Esta es una de las principales dudas que nos asaltan a la hora de comenzar con el proceso de contabilizar un préstamo. Desconocemos las variaciones que existen en cuanto a la metodología, ya que cada tipo de préstamo cuenta con una serie de características y condiciones que requieren que nos adaptemos a él para iniciar la contabilidad. En este caso, diferenciamos préstamos a largo plazo y préstamos a corto plazo.

    La principal diferenciación que existe entre un préstamo a corto plazo y otro a largo es precisamente la duración. Todo aquél crédito que cuente con un plazo de vencimiento inferior a un año será catalogado como a corto plazo, mientras que el resto será a largo plazo. Un préstamo de 6000 euros, por ejemplo, será casi siempre de largo plazo. Una vez comprendemos esta norma esencial para identificar el tipo de financiación que tenemos contratada, el proceso para iniciar la contabilización del préstamo se divide en los siguientes procesos o fases:

    • Recepción de la financiación. A su importe recibido y, según nuestro Plan General de Contabilidad, descontaremos la comisión de apertura que la entidad financiera haya incluido en la operación. Esto es lo que hacen todas las PYMES cuando inician el proceso.
    • Pago de los intereses.
    • Pago de la deuda. Se registran todas las cuotas que se han ido abonando o aquellas que ya están previamente acordadas según el calendario de amortización propuesto y aceptado.
      contabilizar un préstamo 2

      Cómo contabilizar un préstamo bancario

      El proceso para contabilizar un producto bancario, como por ejemplo un préstamo de 10000 euros, se realizará atendiendo a los puntos y detalles que te hemos ido mostrando en líneas anteriores. Dada la fiabilidad que proporciona el banco, cualquier entidad regulada permitirá que podamos gozar de la tranquilidad y estabilidad de que no tendremos gastos inesperados ni registros fuera de nuestra hoja de ruta marcada por el Plan General de Contabilidad de PYMES.

      ¿Cómo elegir un préstamo?

      Ahora que ya sabes que contabilizar un préstamo es un aspecto muy interesante y recomendado si quieres llevar controlados tus gastos, es el momento de dar el paso y comenzar a detallar los aspectos claves por los que debes regirte a la hora de elegir un préstamo realmente interesante y conveniente. Ten en cuenta que es fundamental analizar y revisar sus condiciones si quieres ahorrar en gasto.

      Para poder elegir el préstamo correcto lo primero que debes hacer es analizar tu capacidad de ingresos y nivel de endeudamiento, ya que un préstamo de grandes cantidades podría suponer un esfuerzo imposible de asumir a la hora de devolverlo. Si no quieres complicaciones futuras, te recomendamos determinar primero qué cantidad necesitas realmente y qué cuota máxima podrás soportar.

      Una vez tengas claros estos aspectos, será el momento de revisar condiciones y plazos, ya que una devolución extensa podría hacer también auténticos estragos en tu economía. Después solo habrá que analizar, comparar y escoger aquél que mejor se adapte a tus necesidades, asegurándote siempre de no aceptar comisiones ni gastos excesivos que pudieran transformar una cuota asequible en un pago imposible.

      ¿Por qué es importante comparar préstamos y bancos?

      Es un aspecto fundamental, ya que nos permitirá obtener una visión general de las actuales propuestas y ofertas de financiación que existen. Dejarnos llevar por la primera propuesta de crédito que nos ofrezcan es un error mucho más frecuente de lo que imaginas, provocando que muchos terminen arrepentidos al descubrir que había alternativas mucho más económicas e interesantes.

      Al igual que conviene contabilizar un préstamo para conocer al detalle su estado, es muy recomendable poner sobre la mesa las diferentes opciones que las entidades nos proponen, como las que te mostramos en nuestra página. Si echas un vistazo, verás que muchas de ellas son atractivas y rentables, pero si haces un esfuerzo por compararlas y analizarlas una a una, seguro que encontrarás la definitiva y más conveniente. ¿Probamos?