facebook
Home » Blog » ¿Cómo salir de ASNEF?
cómo salir de asnef

¿Cómo salir de ASNEF?

Formar parte de ASNEF, el fichero de morosidad referente en España no es en absoluto una buena noticia, es más, en muchas ocasiones este tipo de situación se convierte en una auténtica pesadilla. Y es que, muchas compañías y entidades financieras evitarán ofrecernos sus servicios al considerarnos como potencialmente incapaces de abonar los futuros pagos.

Ante esta situación, ¿Cuál crees que es la mejor opción?, ¿Qué podemos hacer?, ¿Sabes cómo salir de ASNEF? Hablamos de cuestiones habituales que muchos se plantean. Por este motivo, qué mejor que ofrecerte algunas de las diferentes formas que tienes para dejar de figurar en el fichero.

Estrategias para salir de ASNEF

Formar parte de ASNEF no es complicado, ya que solo bastará con mantener unos recibos pendientes de cobro para que las empresas y entidades inicien el proceso de reclamación. Como ya imaginarás, ante la imposibilidad de afrontar la deuda pendiente, éstas procederán a incluir tus datos en el listado.

Con estos puntos, aprenderás a eliminar tu deuda pendiente, podrás volver a contratar multitud de préstamos y servicios y, lo que es mejor, volverás a disfrutar de la tranquilidad. Suena bien, ¿Verdad? Presta atención y toma nota, porque esto que te vamos a contar te interesa.

Pagar la deuda pendiente para salir de ASNEF

El primer punto pasa por hacer frente a la deuda reclamada y ponernos al día con todas aquellas entidades que nos reclaman el dinero pendiente. Podemos hablar con ellas, acordar nuevas condiciones de pago o directamente solicitar un nuevo préstamo en otra entidad para poder pagar las mensualidades pendientes.

Aunque se trata de la mejor solución posible para salir de ASNEF, esta situación resulta en muchas ocasiones imposible de llevar a cabo, ya que una situación económica delicada o un imprevisto podrían impedir que podamos contar con el capital suficiente. De ahí la importancia por conocer otras opciones como las siguientes.

cómo salir de asnef 2

Buscar entidades que nos ayuden a salir de ASNEF

Siguiendo el hilo del anterior punto, en este caso podremos optar a solicitar ayuda de entidades financieras que sí ofrecen préstamos con ASNEF, que no son pocas. Esta opción facilitará la disposición de liquidez suficiente como para abonar las deudas pendientes anteriores y así salir de ASNEF cuanto antes.

Este punto conviene valorarlo, ya que una buena estrategia a la hora de solicitar un crédito nuevo podría aportar financiación y solvencia. Eso sí, debes analizar previamente todos los condicionantes para evitar que este nuevo préstamo se convierta en una nueva deuda insuficiente como para cubrir este objetivo.

Salir de ASNEF sin pagar la deuda durante 6 años

La opción más radical de todas, aquella que muchos toman sin valorar las consecuencias que esto podría generar. Por si no lo sabías, la Ley permite que las deudas prescriban pasados 6 años, por lo que pasado este plazo de tiempo, las entidades no podrán seguir reclamando las cantidades pendientes y tus datos dejarán de figurar en ASNEF.

Esta alternativa tan popular, implica asumir una serie de consecuencias que en muchas ocasiones no son cómodas para el cliente. Hablamos de mantener una deuda que irá creciendo conforme se acumulen las comisiones por impago, mientras que la entidad hará todo lo posible por recuperarla, realizando llamadas e incluso iniciando procesos legales. Aún así, es una posibilidad que muchos aplican.

¿Estoy registrado en ASNEF?

Se trata de otra de las grandes cuestiones, una duda que ronda por la cabeza de muchos y que impide que podamos solicitar un crédito ante el desconocimiento de si nuestros datos figuran o no en el fichero. Si quieres averiguar cómo saber si estás en ASNEF, debes saber que existen algunas formas de averiguarlo muy interesantes.

Lo primero que debes saber es que ASNEF es gestionado por la empresa EQUIFAX, una entidad a la que podrás dirigirte en caso de querer conocer si tus datos están incluidos en el fichero. Para ello, solo tendrás que ponerte en contacto con ellos e indicarles tus datos personales y, en unos pocos días obtendrás una respuesta.

Existe otra forma más lenta y compleja, ya que también puedes tramitar la solicitud de un préstamo y esperar la respuesta de la entidad financiera. Normalmente, te informará de tu presencia en ASNEF y la imposibilidad de gestionar el crédito si no aportas documentación que garantice tu solvencia.

¿Cómo puedo salir de ASNEF sin pagar?

Si tu decisión o situación impide que puedas hacer frente al pago de las deudas reclamadas, recuerda que tendrás que esperar durante 6 años para que las cantidades pendientes prescriban. Esta es una situación que se contempla dentro de la Ley y que, en cierta medida, permite proteger al cliente ante una situación insostenible.

Esto implicará que tus datos dejen de figurar en ASNEF de forma inmediata, por lo que podrás salir del fichero y cualquier dato referente al impago de las cuotas quedará borrado. En algunos casos, antes de llegar a este punto habrá sido un juez el que determine tu insolvencia, haciendo que tus datos se eliminen del fichero.

Aunque existen alternativas antes de llegar a esta situación, si optas por esperar este tiempo asume que las entidades tratarán de contactar contigo constantemente, así como también enviarán correos e incluso iniciarán procedimientos legales. Si pasados los 6 años no has satisfecho la deuda, podrás salir de ASNEF de forma automática.

Conclusión

ASNEF es el fichero por excelencia para conocer la situación de impago de muchos clientes, a él acuden diariamente miles de entidades financieras para conocer nuestro estado. Si lo que quieres es salir de él, lo mejor que puedes hacer es buscar la forma de saldar la deuda cuanto antes, recurriendo a opciones como la de solicitar un crédito que acepte ASNEF.

En el caso de no poder hacerlo, contacta con las entidades y busca soluciones alternativas, ya que éstas verán con buenos ojos tu predisposición y valorarán reducir las cuotas o incluso refinanciar la deuda que mantienes con ellas. Ten en cuenta que siempre será mejor recuperar una parte del dinero a perderla toda pasados 6 años.