facebook
Home » Blog » ¿Cómo reunificar deudas urgente?
cómo reunificar deudas urgente

¿Cómo reunificar deudas urgente?

Hay ocasiones en las que es prioritario encontrar una solución en cuanto a las deudas que mantenemos acumuladas, ya que las cuotas mensuales podrían llegar a ser inasumibles. Ante esta situación, descubrir cómo reunificar deudas urgente es fundamental si no queremos terminar en ficheros de morosidad como ASNEF o RAI.

Para poder adelantarnos y evitarlo, debes saber que las deudas que mantengas siempre pueden ser reunificadas, permitiéndote agrupar todas esas cuantías pendientes y convertirlas en una sola cuota, mucho más asequible y cómoda de devolver. Para ello, tendrás que prestar atención a los siguientes consejos que te vamos a brindar.

Si tienes varios préstamos activos y su pago está condicionando tu economía, prepárate para tomar nota porque estás a punto de descubrir varias formas y consejos para reunificar deudas de forma urgente. Así, evitarás las reclamaciones de las entidades, así como el incremento de la propia deuda a causa de las comisiones aplicadas. 

¿Qué es una reunificación de deudas?

Para poder conocer primero los diferentes recursos y alternativas que tienes a tu alcance, antes debes saber qué es una reunificación de deudas y en qué momento es conveniente tenerla presente. Y es que, para muchos, contar con diferentes préstamos activos supone un problema en cuanto a su devolución, ya que su importe puede llegar a ser inasumible.

Normalmente, las cuotas mensuales se abonan siempre a final de cada mes, por lo que es probable que hayas comprobado cómo cada vez es más complejo llegar a preparar el dinero para que cada mensualidad sea abonada puntualmente. Ante esta situación, lo mejor que podemos hacer es plantearnos una reunificación de deudas.

Con ella, será una entidad financiera la que nos permitirá refinanciar todos los créditos que mantenemos activos y, bajo unas condiciones previamente acordadas, saldaremos todas las deudas pendientes para únicamente tener que devolver el nuevo préstamo contraído con la entidad, lo que nos proporcionará un alivio nada más comprobar que la mensualidad se ha reducido notablemente.

¿Cómo funciona una reunificación de deudas?

Aunque existen diferentes formas de reunificar los préstamos que mantenemos activos, la reunificación de deuda permite evitar la bancarrota, facilitando un nuevo calendario de pagos mucho más ajustado y flexible que antes. El primer paso que debemos dar es analizar primero cuál es la entidad financiera que ofrece las mejores condiciones.

Una vez comencemos a tratar con el prestamista las condiciones y detalles del préstamo, verás que su funcionamiento es realmente sencillo, ya que después de acreditar todas las deudas que deseas agrupar, la entidad de crédito pondrá a tu disposición la cantidad de dinero necesaria como para que tus deudas pasadas queden saldadas.

A partir de aquí, tú solamente tendrás que asegurarte de cumplir religiosamente el pago de la nueva cuota mensual. Obviamente, para que esta reunificación de deudas resulte óptima, tendrás que asegurarte de que esta nueva mensualidad sea mucho menor respecto a la suma de cuotas que abonabas anteriormente.

cómo reunificar deudas urgente 2

Tipos de reunificación de deudas

Como ya te indicábamos líneas más arriba, resulta fundamental contemplar siempre todas las opciones, así comoconocer los diferentes tipos de reunificación de deudas que actualmente ofrecen muchas entidades bancarias y financieras. Para que te resulte más cómodo conocerlas, hemos elaborado un pequeño resumen sobre las formas más habituales.

  • Deudas con la hipoteca: En el caso de contar con una vivienda que todavía estás pagando, lo más aconsejable pasará por rehipotecar la casa, es decir, obtener un nuevo préstamo hipotecario y así poder contar con el capital de forma urgente.
  • Deudas con préstamos al consumo: Aquí, donde no existe una hipoteca en medio de la operación, debes saber que también se puede refinanciar la deuda que mantengas con los préstamos rápidos y personales. Para ello solo tendrás que analizar qué condiciones ofrecen las entidades para un nuevo préstamo capaz de cubrir todos los anteriores.

Obviamente, para poder acceder a este tipo de financiación tendrás que presentar una variada documentación, así como cumplir con una serie de requisitos que más adelante te mostraremos. Aunque tu deuda proceda de préstamos personales, podrás incluir como garantía en la operación a un avalista o incluso una vivienda que sea de tu propiedad.

¿Cómo solicitar los préstamos de reunificación de deuda?

Para poder solicitar una reunificación de deudas urgente lo primero que debes hacer es analizar cuál es tu situación, valorar en qué punto te encuentras y cuál sería la cantidad de dinero que precisas para saldar todos los pagos pendientes. Una vez realizado este estudio, pasaremos al siguiente paso; la tramitación.

La mayoría de entidades financieras privadas, así como bancarias, ofrecen esta forma de reunificación de deudas. Tan solo tendrás que revisar sus condiciones y valorar cuáles son las que más se adecúan a tus necesidades, rellenando el formulario de solicitud y presentando todos los datos que requieran.

Normalmente, en apenas unos minutos podrás conocer la respuesta, sabiendo en todo momento si la operación puede ser aprobada o precisa de nueva documentación para garantizar la futura devolución. Las entidades evaluarán tu caso y, en caso afirmativo, procederán a transferir el capital solicitado a tu cuenta bancaria para que puedas comenzar a saldar las viejas deudas.

Requisitos para reunificar deudas urgentes

Las deudas urgentes requieren de reacciones y soluciones inmediatas, de ahí la rapidez con la que se gestionan este tipo de solicitudes. Sin embargo, esta agilidad en los trámites podría verse ralentizada si no reparamos en los requisitos que las entidades establecen para poder obtener su préstamo de reunificación de deudas. Para ayudarte en este punto, aquí tienes las claves esenciales para llegar con garantías al proceso de solicitud:

  • Identificación: Necesitas demostrar que eres tú quien va a solicitar la refinanciación, por lo que conviene que tengas preparado tu DNI en vigor.
  • Residencia: Para poder acceder al préstamo necesitas acreditar que posees una dirección postal real en la que resides en España de forma legal.
  • Mayor de edad: Necesitas tener como mínimo 18 años, aunque muchas entidades fijarán esta cifra en 21.
  • Ingresos: Tendrás que acreditar que posees ingresos fijos, ya sea mediante una nómina o una pensión. En el caso de no contar con ellos, tendrás que incluir a un avalista o aval.

Y, dado que muchos nos han preguntado también por la posibilidad de acceder a esta reunificación de deudas con ASNEF, debes saber que este punto es delicado, ya que precisa de un estudio en profundidad para determinar su la solicitud y tu perfil son viables o no. Aunque no es excluyente en las entidades financieras privadas, para los bancos sí será motivo como para desatender tu petición.